martes, 9 de diciembre de 2008

¿Cuánto me cobra hasta…?


No me termino de acostumbrar a la “bendita” maría (taxímetro). Sigue siendo raro subirme a un taxi y decirle hacia dónde voy sin tranzar primero el precio. Luego ir viendo como los números del taxímetro avanzan y avanzan cuando el tráfico se pone pesado, y cómo siguen avanzando cuando el semáforo se pone en rojo. Ah, es que el coso ese avanza aunque el carro esté sin moverse.


Andar en taxi en San José es toda una aventura, pero ya más o menos sé lo que me cobran del supermercado a mi casa por ejemplo, uno se va aprendiendo el precio por distancia. Alguna vez me ha pasado que he tenido que bajarme una cuadra antes de llegar a mi destino porque me parecía un robo lo que me iban a cobrar. Otras veces he reclamado, pero me dan las respuestas de siempre, “es lo que marca la maría, tita”, o “qué raro, machita, recién la llevé para que la arreglaran”. Hasta hace unos días recién me di cuenta cómo algunos conductores manipulan sus taxímetros para que estos avancen un poco más rápido después del primer kilómetro; ya no me volverán a hacer “cholita”.



Aunque sea imposible de creer, hecho de menos preguntarle al chófer cuánto me va a cobrar antes de subirme, es ridículo, pero sí lo extraño mucho. Prometo que la próxima vez que vaya a Lima no pedir que me cobren un sol menos, me acordaré de la maría y viajaré feliz sin mirar fijamente el coso que marca y marca… y termina desesperándome.

6 imágenes:

Suu diciembre 09, 2008 1:21 p. m.  

Tienes la suerte de no subirte a una combi.

Te leo

Rocío diciembre 09, 2008 3:02 p. m.  

Eso es algo que no extraño de nuestra variopinta Lima.

Monse diciembre 09, 2008 9:16 p. m.  

Sí es increíble lo abusados que pueden ser estos señores. Creo que sería mejor eso de acordar primero el precio... pero ni modo, será armarse de paciencia.

Saludos, Rocío... :D

©hannibal diciembre 09, 2008 10:48 p. m.  

con los piratas es peor... te cobran un cachimbazo y tu nunca viste los números.

Te invito a que visites mi blog y te identifiques (si deseas) con un poco de poesía.
Una distinta, una sin prejuicios.

saludos
hannibal

La Chata diciembre 11, 2008 6:36 a. m.  

me acuerdo cuando fui a ecuador y todos los taxis tenían los benditos taximetros, casi me muero, llegue a pagar 20 dólares por una distancia no tan larga!. odié los taximetros, a diferencia de SUU yo si me quedo con las combis jaja

Beso

LA cHATA

Anaro diciembre 18, 2008 1:21 p. m.  

NO conocsco como es por alla el transporte pero me imagino que no ay mucha diferencia a comparacion de los Méxicanos estan de la burguer

El otro espejo 2008 © Blog Design 'Felicidade' por EMPORIUM DIGITAL 2008

Back to TOP