martes, 21 de octubre de 2008

La comidita

Hoy prepararé la cena, me gusta mucho cocinar, sin embargo, pensar y pensar qué hacer es demasiado complicado. Estaba en eso cuando hablé con José (en Lima) y me sugirió que preparara algo bien peruano. Sonreí, pobre José si supiera que acá no existen algunas especerías que encontrabas en los mercados y en menor cantidad en los supermercados.



El hecho es que el éxito de muchas comidas en casa de mis padres dependía de la sazón y condimentos extraños que mezclaba la señora del mercado. Mi madre contaba con su “caserita” que dejaba listo el aderezo para el ají de gallina, o escabeche, o pato asado, o lo que fuere. Bastaba que mamá dijera “hoy haré arroz con pollo”, y aquella señora en medio de ajos, orégano, ají amarillo, ají mirasol, pimienta, etc., cuchara de palo en mano, estaba presta haciendo el mejunje para el plato del día.



Cuando mamá se fue a Italia, me heredó a la “caserita”, pero me duró todo muy poco porque me mudé a otro distrito, y ahora estoy mucho más lejos; y creo que no probaré esas mezclas en mucho tiempo.



Menos mal que Da no se estresa tanto como yo al momento de decidir, él es feliz con un poco de frejoles (lo siento Charly, siempre serán frejoles para mí), arroz, brócoli y atún. Da puede comer eso todos los días; es increíble.

1 imágenes:

Pepe octubre 22, 2008 6:24 a. m.  

Que rica está la comida, con miles de mezclas y variedades. Te aconsejo que entres en páginas de cocina, hay muchas y muy buenas donde podrás cocinar toda clase de platos. Besitos.

El otro espejo 2008 © Blog Design 'Felicidade' por EMPORIUM DIGITAL 2008

Back to TOP